Agencia de Marketing Online en Alicante – Brooklyn Comunicación

Agencia de Marketing Online en Alicante – Brooklyn Comunicación

¿Cada cuánto tiempo hay que renovar una web?

By Brooklyn Comunicación

La tecnología cambia muy rápido, por eso una web puede quedarse obsoleta con la misma rapidez. Muchos expertos recomiendan renovar una web como mucho cada 2 o 3 años. Sin embargo, muchas veces es posible que se necesite actualizar antes.

¿En qué casos se necesita renovar una web antes de los 2-3 años?

En ocasiones las empresas marcan nuevos objetivos, crean nuevos servicios e incluso cambian su imagen…  A veces se percibe como necesario ofrecer una mejor experiencia de usuario o el sitio se queda obsoleto por diferentes motivos antes de tiempo. Cualesquiera que sean las razones, renovar una web puede ser necesario antes de los 2-3 años. 

Es importante mantener el sitio web actualizado para que siga captando la atención de los visitantes

Contestar a la pregunta cada cuánto tiempo es bueno renovar una web es complicado. No se puede proporcionar una respuesta concreta. Lo que sí podemos afirmar es que es bueno cambiar el estilo de tu web para que no quede obsoleta.

No existe un límite de tiempo pero desde nuestra experiencia el rediseño web suele ser necesario, (sin haber ningún cambio considerable en la empresa), cada 2-3 años. Hay que tener en cuenta que la funcionalidad y la estética evolucionan y algunas webs pueden quedarse desfasadas muy pronto.

Desde nuestra agencia de marketing online en Alicante te proponemos que observes tu página y prestes atención a algunos puntos decisivos.

Razones por las que deberías renovar una web cada 2-3 años:

1. SEO:

¡El contenido sigue siendo el rey!. No actualizar el contenido de tu web durante largos períodos de tiempo puede provocar una disminución del tráfico de tu sitio. Las actualizaciones frecuentes pueden impulsar el SEO y atraer a más usuarios a tu web.

2. Funcionalidades desfasadas:

Si tu web está diseñada a través de un CMS como lo es WordPress o Prestashop y tiene ya algún tiempo, es posible que haya funcionalidades que dejen de marchar de repente. Algunas funcionalidades web a veces se quedan desfasadas y no se puede llevar a cabo actualizaciones.

3. Usabilidad

A veces las webs presentan un mal funcionamiento a causa de un mal diseño, lo que dificulta la usabilidad y hace que el usuario acabe teniendo una mala experiencia por esa dificultad de navegación. En estos casos el usuario tiende a abandonar la web. Echa un vistazo y si consideras que tu web no es intuitiva para el usuario, plantéate cambiar de web.

4. Adaptable a todos los dispositivos

A veces las webs no están pensadas para la navegación en teléfono móvil o tablet. Hay que tener en cuenta que el mayor número de tráfico de una página web se consigue a través de usuarios que acceden desde su móvil.

Si estás pensando si es o no el momento de cambiar de web, fíjate bien en cómo se ve en estos dispositivos. Es primordial que el diseño esté adaptado 100% a móviles y que se diseñe pensando primero en este dispositivo. Es importante que la navegación sea cómoda e intuitiva para el usuario.

5. La web no genera tráfico

Si tu web no tiene buen tráfico es posible que sea porque no es una web competitiva. Por este motivo deberías plantearte cambiar de web, haciéndola más atractiva y funcional. Es importante que tengas en cuenta el SEO On Page para que pueda estar preparada para los buscadores en función de ciertas palabras clave relevantes. Busca siempre ponérselo fácil a Google para que te tenga en cuenta cuando el usuario esté buscando tus servicios.

Si has detectado que tu web no se acoge a alguno de estos puntos, es recomendable que valores la posibilidad de renovar tu web

Nuestra experiencia en diseño web y marketing online nos permite asesorarte del estado de tu web, planteando una auditoria que te permita valorar de manera coherente si es el momento o no de renovar tu espacio.